Share:

Relatos Eróticos  

Página 4 / 4
  RSS

Kakuna
(@kakuna)
Nuevo Miembro
Registrado: hace 9 meses
Respuestas: 4
21/11/2018 11:33 am  

No saben de algún grupo que solo hablen de relatos eróticos? 

This topic was modified hace 9 meses 2 veces by socialforo

socialforo Me Gusta
ResponderCitar
Schmerz_von_Ovar
(@schmerz_von_ovar)
Miembro de buena reputación
Registrado: hace 9 meses
Respuestas: 411
01/01/2019 6:59 pm  

Pues yo creo que eso de los vínculos emocionales dependerá de la química. Hay chicas que son para el olvido aún si fueron buenos polvos y hay otras que con su sencillez, a veces solo con mirarte te dejan pepiado. Y qué tal si tu pareja no quiere hacer ciertas cosas en la cama y la puta si??? A fin de cuentas ese es su trabajo, darte lo que en casa no te dan o lo que del todo no tenés. Hay chicas que son como un bálsamo para el alma, hay otras que son como una tormenta y otras para olvidar. Pero también eso es lo interesante de visitarlas, podés coleccionarlas en tus recuerdos y al final poder decir: me cogí 20, 30, 40, 50 cuántas sean...

This post was modified hace 8 meses by Schmerz_von_Ovar

Ekoloco Me Gusta
ResponderCitar
maple93
(@maple93)
Miembro Eminente
Registrado: hace 8 meses
Respuestas: 20
01/01/2019 10:49 pm  

Pues si compas yo siendo  un carajillo en esto de las putas Di puedo decir que en veces uno aprecia mucho a una wila por el trato que brinda y al final uno se da cuenta que hay wilas super ricas pero son unas odiosas y juega de vivas.... Y al final uno puede conocer x wila que no esté reventada pero que la mae sea pura vida di eso al final lleva a una amistad.

This post was modified hace 8 meses by maple93

ResponderCitar
IwannaF_ck
(@iwannaf_ck)
Miembro de buena reputación
Registrado: hace 8 meses
Respuestas: 422
20/01/2019 9:57 am  
Respondido por: Schmerz_von_Ovar

Pues yo creo que eso de los vínculos emocionales dependerá de la química. Hay chicas que son para el olvido aún si fueron buenos polvos y hay otras que con su sencillez, a veces solo con mirarte te dejan pepiado. Y qué tal si tu pareja no quiere hacer ciertas cosas en la cama y la puta si??? A fin de cuentas ese es su trabajo, darte lo que en casa no te dan o lo que del todo no tenés. Hay chicas que son como un bálsamo para el alma, hay otras que son como una tormenta y otras para olvidar. Pero también eso es lo interesante de visitarlas, podés coleccionarlas en tus recuerdos y al final poder decir: me cogí 20, 30, 40, 50 cuántas sean...

Yo desde que me confundí con lo que es amor y servicio con una de ellas me cuido mucho de no crear ningún tipo de lazo emocional fuerte, no niego que siento simpatía y aprecio por alguna(s) de ellas, por pequeños detalles o las pequeñas conversaciones que uno tiene con ellas, pero me he vuelto muy cuidadoso.

I wanna Rock 🤘


ResponderCitar
IwannaF_ck
(@iwannaf_ck)
Miembro de buena reputación
Registrado: hace 8 meses
Respuestas: 422
21/01/2019 12:44 pm  

El primero que conté era de una civil, pero este es uno de ya saben quiénes, disculpas si me extiendo un poco (me gustan los detalles en las historias), que lo disfruten hermanos:

Se había adquirido un nuevo software en la empresa y se ocupaba capacitación, habían decidido enviar a 3 personas a USA para que después ellos capacitaran a los demás, me reuní con un jefe que le tenía confianza y le propuse la idea que más bien trajéramos a los capacitadores a nuestro país para abarcar más gente, me pidió un cuadro comparativo y tres días después mi propuesta era aceptada, me encargaron toda la logística.
Venían 3 personas que podían hablar el español lo necesario para dar la capacitación, yo me encargué de recibirlos y de los traslados Hotel – Sala de capacitación – Hotel, y de cualquier detalle, me interesaba mucho quedar bien para ganar puntos en la empresa para ascenso y contactos en el exterior por si algún día me servían… muy pura vida los maes, por cierto.

El último viernes me pidieron que los llevara a un Night Club, querían conocer uno que les habían recomendado en el Hotel, quedaba cerca de sabana sur y yo les dije que por supuesto (eran maes de 30 a 32 años)… Los llevé al hotel y después pasé más tarde por ellos, a las 10:30pm ya estábamos sentados en la mesa, ellos me dijeron que me invitaban a los tragos, pero en el camino me pidieron que por favor hablara por ellos (para evitar cualquier problema de idioma) que nos los molestaran las chicas hasta que ellos decidieran, era lógico, esos maes apenas entrando serían blanco de las chicas por su apariencia… se pidieron una botella de Whisky y yo aparte me fui a hablar con el mesero para que los tuviera bien atendidos, pero también para comentar lo de las chicas, él me llevó a una esquina donde habían varias de ellas sentadas y me presentó, una de ellas era algo así como la coordinadora de los shows y las chicas, me dijo que no había problema, pero sin embargo que si alguna chica ya no estaba disponible era porque ellas atienden a cualquier cliente que las quiera… lógico y muy respetado.

Una hora y media después los maes ya habían hecho sus escogencias y de inmediato me fui a hablar con Ana (la supuesta coordinadora) y de casualidad si estaban las chicas disponibles, cayeron rápido y por supuesto muy contentas y apuntadas… yo no escogí chica porque no quería gastarme un platal en ese asunto, me fui al baño para pensar mi estrategia y no salir a pagar montones en tragos de la wila y al volver Ana se había sentado a la par mía, me preguntó:

- ¿Algo más en que te pueda ayudar? – dijo toda sexy.

- Gracias amor, ellos ya están con quienes quieren y tal vez pidan habitaciones. - respondí.

- No hay problema, pero y tú ¿No quieres compañía? Hay algunas disponibles si lo deseas, aparte que uno de tus amigos me pidió, mientras andabas en el baño, que te pusiera una chica, ellos van a pagar todo, ya dieron una tarjeta como depósito según me confirmó el mesero – me dijo y eso no me lo esperaba. Volví a verlos y uno de ellos me movió la cabeza, entendí la señal.

- Y tú Ana ¿Estás disponible? – le pregunté.
Simplemente me sonrío y con una seña ya tenía un trago en su mano y sentada en mi pierna… después de algunos minutos hacían un pequeño baile para nosotros, todas ellas cada quién con su pareja, Ana me rosaba todas sus nalgas en mi pantalón, después ponía su pierna en el apoya brazos de la silla y me acercaba su tanga a mi cara, el baile continuó para algunos minutos hasta que se me acerco al oído y me dijo:
- Ya me hicieron la seña que las habitaciones están listas, a mi señal las chicas se levantarán y se llevarán a cada uno a su habitación, si alguno no quiere se queda con ella consumiendo.
- Pues que esperamos – le conteste.

Lo primero que hicimos fue ir a la ducha, no sin antes desvestirnos mutuamente, en la ducha acariciaba mucho mi miembro, después de quitarnos el jabón me acerco las nalgas y me empezó a excitar con movimientos, cuando la sintió que iba para arriba se puso de frente y poco a poco fue bajando hasta llegar con la boca y empezó a hacerme el oral, sin ser garganta profunda me excito bien rico, ya la tenía parada y me tomó de la mano, nos secamos rápidamente, me tiro a la cama y me dijo:
- Bebe, me gusta dominar al hombre, pero llegará un punto que me gusta que me dominen – me dijo toda sádica.

Poco a poco iba subiendo a la cama como gata tras su presa, y la encontró, se volvió a prender de mi miembro, pero esta vez le dije:

- Ana, ponte en posición para el 69.
Ya en el 69 la agarre a punta de lengua y dedo, sin misericordia, ella hacía lo propio con mi verga… un par de minutos después noté que gemía muy suave, muy sádica, muy excitante y no tenía la misma velocidad que antes cuando me la mamaba.

- Bebe, voy para arriba – dijo.

Trajo el condón y una crema lubricante, me lo puso y después la crema.

- Es que ando un poco cerradita – me dijo.

Empezó suave, se apoyaba en mi pecho con sus manos, a veces me volvía a ver y a veces volvía a ver como desaparecía mi miembro entre sus piernas, cambio la velocidad y hacía círculos con sus caderas, volví a escuchar su gemido, suave, rico, excitante.
Su semblante cambió un poco, la noté como cuando uno muestra una cara de gruñon, pero a la vez como diciendo “quiero más”, sus dientes blancos ahora dejaban mostrar su deseo sexual.

Era ahora o no sabría si había entendido el mensaje, le di vuelta y ahora fui yo el que estaba arriba, su cara de “quiero más” no se quitó, me pelaba los dientes como fiera y me agarro del cuello para pegarme un beso con lengua y todo, aproveche para metérsela toda y se prendió de mi labio inferior con sus dientes mientras sostenía la respiración, nos quedamos quietos por unos segundos como si se tratara de un duelo, pero soltó mi labio que estaba mordiendo mientras soltaba la respiración a la vez que un gemido suave se escuchaba.

Se agarra de mis antebrazos, pero después que empiezo a cambiar el ritmo me cruza las piernas alrededor mío.

- Todavía no bebe, no tan rápido - me dice un poco agitada.

La complací por unos momentos, pero después le puse una pierna en mi hombro, me volvió a ver y me dijo:

- Recuerda que ando un poco cerradita, no tan rápido - me dijo.

La complacía con el ritmo, pero no con la profundidad, no lo hacía rápido ni lento, pero si de punta a raíz, después un rato ella soltó sus manos de mi cuerpo y fue a agarrase de las sábanas, mientras gemía y se arqueaba un poco.

- Bebe sigue así, no pares- me dice con voz entrecortada.

Aceleré un poco el ritmo, pero no tanto, ella se puso tensa y de pronto soltó su orgasmo, se la metí toda en ese instante y sentí como palpitaba su vagina al ritmo del corazón, pequeñas presiones a lo largo de mi miembro que estaba adentro.
Le dí su tiempo y me dijo:

- Es mi turno bebe - me advierte con voz un poco agitada.

Me puso boca arriba, y se subió… empezó suave, pero cuando cambio un poco la posición y se puso de cuclillas fue cuando iba desde la punta a la raíz, haciendo círculos y cuanta figura se le ocurría, se apoyaba en mis pechos... después me pidió que fuéramos a la esquina de la cama, me sentó en la esquina y me abrió un poco las piernas, me empujó para que me acostara y ella se puso de espaldas y empezó a subir y bajar con sus piernas cerradas mientras se apoyaba con sus manos en mis muslos, me levanté un poco para agarrarme de su cintura para tratar de guiarla, pero ella me pegaba diciendo “no toques, no puedes”, me hizo reír, sabía que estaba a su merced de profundidad y ritmo, así lo quería ella.
Simplemente no aguanté y me fui.

Después que ella se tomara su pequeña ducha llegamos otra vez a la mesa, iban a ser las 3am y ahí estaban mis “amigos” con sus parejas, nos sentamos y uno de ellos me dijo que era tiempo de irse, trajeron la cuenta y firmaron el voucher, Ana se me acercó a la mejilla para darme un beso, pero también me susurró al oído.

- Tengo que estar hasta las 4am, si quieres venir un ratito más después que dejes a tus amigos - dijo muy sensual.
A las 3:40 estaba otra vez en el Night Club, me fui a una esquina con Ana a conversar un rato más y a las 4am le dije que tenía hambre, pero no sabía dónde podía comer a esas horas.

- Si me invitas a un desayuno con pinto yo te digo donde - me dijo
- Ni que lo digas - respondí.
- Ya es hora, voy a cambiarme y salgo, no tardo - dijo.

Nos dieron los rayos del sol y entre otras cosas que conversamos me contó que no estaba contenta en ese lugar, con gusto lo cambiaba por otro trabajo aunque ganara menos… le di un contacto de un amigo que ocupaba a alguien como ella y sus competencias (no me refiero a sexo), que me mencionara y cualquier cosa que mi amigo me llamara para confirmar la referencia… me dijo su nombre real porque así quedaríamos bien en dado caso… la deje en una pequeña casa que compartía con una amiga, nos despedimos y creí que ahí acabaría esa historia.

Un mes después se me ocurrió ir al mismo Night Club, me senté en una mesa un poco alejada de la pista, me atendió el mismo mesero, me trajo una de las de rigor que estaba incluida en la entrada y le pregunté por Ana.

- Ella hace como 15 días renunció, estaba contenta, dijo que le habían ofrecido un empleo de día gracias a un amigo - me respondió.

Me quedé un poco pensativo, pero después sonreí… me imaginé que tal vez sabía dónde la podía encontrar, pero nunca la busqué, decidí que yo también era de su pasado y que ahí quería quedarme.

I wanna Rock 🤘


ResponderCitar
IwannaF_ck
(@iwannaf_ck)
Miembro de buena reputación
Registrado: hace 8 meses
Respuestas: 422
07/05/2019 10:18 am  

Miraba mi reloj para asegurarme que estaba a la hora acordada, mientras cambiaba de estación en la radio alguien tocó la ventana del acompañante y un rostro bello me sonrío, quito el seguro, me bajo del carro y tomo su pequeña maleta para ponerla en la cajuela.

En las siguientes horas fue ameno, la conversación fluye sin problemas y los temas son tan variados que no importa la profundidad sino la compañía.

En el hotel ya estaba la habitación lista y nos fuimos a acomodar para disfrutar un poco del verano que nos quiere dejar sin un recuerdo de huellas en la arena. Sin pensarlo mucho nos alistamos para uno de los que habíamos estado hablando durante el viaje, ver el atardecer sentados en la arena sin más que eso, muy clásico. Ella vestía un bikini amarillo y se puso una pañoleta alrededor para tapar un poco, pero ya mis ojos habían visto la hermosa figura que guardaba con celo por la dieta y el gimnasio.

La tarde discurrió normal, la noche cayó con su complicidad de la mano, en el restaurante terminamos la cena y fuimos por algo más al bar que se ubicaba cerca de la playa. La luz tenue acariciaba su piel y las caricias y besos empiezan a ser más frecuentes conforme pasan los minutos y el alcohol fluye en las venas, así como mis manos acariciando disimuladamente sus piernas tratando de llegar al punto exacto donde deseo… “Vamos a la habitación” - dije y ella simplemente mueve la cabeza.

Ropa casi no existe en nuestros cuerpos y deshacerse de la misma no es problema, de pie ante la cama las manos son libres de recorrer todo lo que queramos, pero ella baja arrodillada y me toma con su mano para empezar a jugar con su boca y lengua con mi miembro, yo hago un tipo de cola con su cabello en mis manos y doy pequeños empujones de su cabeza para provocar la profundidad… se pone dura y ella la soba con su mano y después vuelve a comérsela como si fuera su único propósito… la tomo de las mano y la levanto para acostarla a la orilla de la cama, sus piernas las pongo en mis hombres y arrodillado soy ahora yo el que juega con sus labios mayores y menores, mis dedos y lengua quieren saborear la miel de su ser, su clítoris será prisionero de mi lujuria y de mi deseo por carne, los gemidos empiezan a dar su melodía de excitación y sus manos en mi cabeza parecen pedir clemencia, pero con más ganas mueve mis dos dedos dentro de ella para buscar más humedad y mis labios no sueltan su punto clave mientras ella dice que quiere ahora más.

Por el instante en que la suelto ella se aleja de mi como buscando un refugio, pero se topa con el respaldar de la cama mientras la sigo suavemente a esa barrera que impide que se aleje de mí, le tomo las piernas y la halo hacía para abrir y para dejar el paso libre a mi pene que quiere buscar dentro de ella el placer más interno del ser.

Mi amor, no muy duro ¿sí? – dice ella como pidiendo clemencia por la naturaleza de mi atributo, poco a poco empieza a penetrar mientras su boca se abre un poco para tomar aire y dejar escapar un pequeño gemido, sus ojos me vuelven a ver y después a mi miembro que quiere ir más adentro, ella apoyada en sus codos tiene esa vista de su genital que recibe a mi excitado, duro y hambriento pene, se deja ir con su espalda ahora en la cama y me toma por los antebrazos en una de sus manos y la otra en mi vientre como queriendo detener el ritmo que empiezo a marcar… entra, sale, entra sale… poco a poco incrementando la velocidad y profundidad… ella no puede detener el placer ni la excitación que provoca la piel contra la piel en la parte más íntima de nuestro ser.

Subo sus piernas a mis hombros y empiezo una danza de movimientos y penetraciones que llevan ella a subir su tono… me pide cambiar y bajo sus piernas y ella me dirige a la posición donde será la que tenga el control, sin mucho que dudar la toma con su mano y la guía a su vagina, se deja ir y empieza a bajar y subir, sus manos en mis pectorales marcan territorio y su agitación se vuelve más evidente, se toma la libertad de formar figuras encima de mí, su ceño marca algo de dolor pero su cuerpo marca placer y pide más, ella complace y sigue subiendo y bajando, sube y baja… hasta que explota como un destello que se enciende para luego desaparecer, se nota débil por un instante, pero complacida, le doy unos instantes para que retome la respiración… ella sabe que quiero mi orgasmo, pasa su mano por su cabeza para recoger un poco el cabello y con delicadeza va sacando mi pene de su vagina.

La pongo de 4 y le pido que abra un poco más las piernas mientras empiezo a penetrarla, poco a poco ingresa mi miembro y siento su placer y dolor al mismo tiempo mientras agarra entre sus manos las sábanas, ella se somete y empiezo a hacer mi movimiento buscando el roce necesario para mi piel, dejo de estar de rodillas para ponerme de sentadilla y la tomo por la cintura para no perder el ritmo y de apoyo, mi  ritmo se acelera conforme voy penetrando y saliendo, penetro y salgo, y sin duda no puedo para el inevitable final, en la última penetración suelto mi semen dentro de ella con todo mi miembro adentro, ella exclama y gime como último argumento.

Mientras voy sacando el miembro ella va aflojando su cuerpo hasta caer en la cama, se da vuelva y me vuelve a mirar a los ojos “Que bárbaro amor” – dice como para marcar una línea mientras ve mi pene aun palpitando y húmedo, “voy por una toalla” dice, pero la interrumpo y le digo que voy yo.

I wanna Rock 🤘


ResponderCitar
IwannaF_ck
(@iwannaf_ck)
Miembro de buena reputación
Registrado: hace 8 meses
Respuestas: 422
15/05/2019 10:25 am  

- ¿Cómo te sientes?

- Un poco nerviosa.

- Es normal, relájate y confía en mí.

- Confío en ti, solo que me siento nerviosa, y si te pido que mantengas tu palabra ¿Lo harías?

- Siempre lo haré, te lo prometí y no voy a romper mi palabra.

- Es que no estoy muy segura.

- Tranquila, déjate llevar y te aseguro que no lo vas a olvidar.

- Bueno, está bien.

La luz tenue del cuarto era testigo, muda, tintineante, cómplice de dos cuerpos que se besaban apasionadamente, una mano varonil buscaba un zipper en el vestido de la chica, que temblaba por la inseguridad de la experiencia no vivida, por el momento y por el venir. Sus manos delicadas rodeaban el cuello del chico, un poco más alto que ella.

Cae el vestido muy suavemente, mientras ella desabrocha la camisa de cuadros de su pareja, logra ver la piel un poco bronceada por el sol, y pasa sus manos para explorar los pechos y abdomen del chico, él la toma por la cintura y la vuelve a besar, sus lenguas se entrelazan en un juego de exploración.

Busca suavemente el broche del sostén y ella mueve sus brazos para ayudar la caída y ahora siente, piel a piel, el torso de su novio que pone su mano en uno de ellos para acariciarlo, ella por instinto se arquea un poco para evitarlo, pero accede un instante después.

Él solo se afloja los broches de su jeans y deja caerlo, ella mira un poco con curiosidad, un poco con temor, lo vuelve a ver a los ojos y se vuelven a entrelazar en besos y caricias, mientras el miembro se empieza a poner duro por el deseo. Le baja su tanga mientras ella se apoya un poco en sus hombros para terminar de sacar sus pies, él se quita su bóxer para que ambos queden totalmente desnudos.

- ¿Se va a poner más grande?

- Tal vez amor, pero no tengas miedo, vamos a la cama.

Entre caricias y roces los jóvenes empiezan a dar su muestra de amor, su promesa, su secreto, con temor y curiosidad, pero con ganas de experimentar, lo que lo lleva a él a posar su boca en la vagina de la chica, con vello púbico recortado, él se esmera en besar sus labios mayores y buscar el clítoris de la chica que mantiene sus manos en la cabeza del chico por temor.

Suavemente besa y excita el punto que hará que ella empiece a acelerar su palpitar, su respiración, lo percibe y con anhelo realiza su acción, ella gime al ritmo de su respirar, temblorosa que se nota un poco en sus piernas, la erección del chico viene natural, por el pensamiento, por lo que sabe que sucederá sin lugar a dudas, porque lo desea con todo su ser.

Despacio deja el clítoris, prisionero de su lengua por unos minutos, suavemente sube besando la piel de la chica hasta que llega a estar cara a cara con la chica, que entre sus manos toma por las mejillas el rostro de su novio, es en este instante que el agarra el pene en su mano y lo guía a la vagina de la chica, lo posa en la entrada y mueve su cadera para iniciar la penetración.

Ella gime un poco y lo detiene con la mano en el pecho.

- ¿Me va a doler mucho?

- No mi amor, solo un poco, pero después lo vas a disfrutar, relájate.

Sigue con su penetración hasta que siente que la cabeza entró, se detiene un momento porque la chica deja salir un gemido de dolor.

- Eso me dolió un poco amor, sentí que se rompió algo.

Él sigue con su misión y penetra más, ella arruga su frente y aprieta el brazo del chico, que se vuelve a detener para que ello logre tomar aire por segunda vez. Ahora empieza suavemente su movimiento, suavemente ella deja salir gemidos y su latir empieza a subir, abre los ojos y lo vuelve a ver, ahora como sorprendida, sus piernas empiezan a rodear el cuerpo de él mientras el movimiento sigue.

Poco a poco durante los movimientos, él se ha dado a la tarea de ir un poco más profundo cada vez, ella lo siente, pero acepta su destino, su gemir ahora no es solo de dolor, también el sentimiento que por primera vez la hace prisionera de la carne, lo que aceptó hacer en esa noche, lo que pensó que algún día sucedería.

No hay piedad, el pene sigue entrando y saliendo, ella sigue gimiendo mientras no aparta la mirada de los ojos de su novio, entre una mezcla de pedir piedad y pedir continuidad. Aprieta los dientes y ahora abre un poco más los ojos, un temblor empieza a invadir su cuerpo, no gime, ahora parece que gruñe, él sigue como un animal que ha cazado su presa y no piensa soltar hasta saciar su hambre, ella se entrega a lo más instintivo del ser, a la parte interna que llevamos dentro, que pide ese sentimiento de estallido, lo hace en una explosión de temblores, de gemidos y de gruñidos, de respiraciones entrecortadas, de apretar por la cintura a su amante para no soltarlo, ha experimentado por primera vez un orgasmo en su primera vez con un hombre.

Él lo sintió y empujo en el último momento todo su miembro, palpitante, hambriento, fulminante, su pensamiento lo venció, su morbo lo rindió, el sonido de su novia en el instante le valió para dejar ir todo su semen dentro de ella un instante después que ello lo dejara prisionero de sus piernas y que ayudaron a introducir más su pene. Su gruñido también lo delata, ella lo vuelve a ver como dos animales que muestran sus dientes. Ambos sienten el palpitar del otro dentro de sí, ambos respiran y palpitan acelerados por el clímax.

Poco a poco las piernas de ella dejan de apretar al chico, el empieza la retirada, ella solo se queda acostada, vencida, cumplida, extasiada.

Quedan uno acostado a la par del otro, mientras voltean sus cabezas para mirarse mutuamente, sonrientes, cómplices, exhaustos.

- ¿Creo que tenemos un detalle que no habíamos pensado?

- ¿Cuál amor?

- Hay que cambiar la sábana antes que vengan tus padres, por la sangre.

I wanna Rock 🤘


ResponderCitar
Elcabezon
(@elcabezon)
Nuevo Miembro
Registrado: hace 2 meses
Respuestas: 2
27/06/2019 9:20 am  

Largo pero sabroson

Hace un tiempo fui nombrado  a trabajar a un centro educativo, por vivir cerca ya había analizado como estaba el asunto de la carne, lo que no era muy buena que digamos, una que otra que para pasar el rato se iba entre las patas. El primer dia de brete no se encontraba la directora por lo que me atiende la asistente, una wila un año mayor que yo (en ese entonces yo tenia 29), bonita de cara pero vestia muy aseñorada, por lo que no me movia para nada ni una hormona.

Como a los 6 meses me la topo en el super y me dice que donde voy a ver el partido de la sele, le digo en mi casa, a lo que responde, lleguese a mi casa, van a llegar unos compas del brete a verlo, a lo que acepte. Ese dia andaba en licra y me dije a mi mismo: puta, se la juega, tiene buen culillo y unos pechitos pequeños pero paraditos (la mae estaba casada, lo que no sabia era q se habia separado del esposo por una infidelidad). Llego a la casa de ella y sale a recibirme con una camisa de la sele y un jeans levantacolitas, estuvimos tomandonos unas birras, terminó la mejenga y me fui para la casa con un compañero y me dice cuando ibamos en el carro: le hizo bueno dejar al marido, ahora se viste mas rica.

Al tiempo nos tocó trabajar juntos en un proyecto de equidad e igualdad de genero, por lo q nos mandaron a San Carlos a capacitación, estando allá nos tocó en la misma habitación con 2 camas separadas, el primer dia llegamos temprano, entonces pudimos disfrutar de las aguas termales, cuando la vi en vestido de baño, se me puso la piel de gallina, tenia un cuerpo bien formado, con un poco de estrias en la panza causadas por el embarazo.

En la noche hizo un calor fatal, por lo que dormida se descobijó y estaba en una pijamita corta, yo me levante a orinar cuando vi eso y fue tanto que tuve q ahorcar el pato, eran 3 dias de capacitación de miercoles a viernes, el viernes me dijo: aprovechando q mi hija se queda este fin con el papá voy a quedarme y me voy el domingo, quedese y así no me devuelvo sola, a lo acepte. Viernes en la noche salimos a un bar y ahi me contó el asunto con el ex, ya pasada de tragos me dijo q queria ir a dormir, pagamos y nos fuimos, entrando a la habitación, me dice que tiene tanto calor que va a dormir en ropa interior, yo dije: esta mae quiere maduro, aprovechando los tragos q teniamos lo 2 le dije q yo tambien iba a dormir en boxer, estando ya dormido siento que se acuesta a la par mia y me empieza a tocar el pene, me di vuelta y empezamos a apretar, ya ella estaba sin ropa, le bese el cuello, los pechos, hasta llegar a su vagina, la cual ya estaba mojada, estuve como media hora chupando esa rica vagina, apretadita de labios gruesos, le meti 1,2,3 dedos, tuve 2 orgasmos, la cama hecha un charco, me quite el boxer y ella al ver mi pene se sorprendio, 22 cm de carne, la puse a mamar, al rato me dije, ya metamela, ya no aguanto las ganas, la puse de 4 y le deje ir mi pedazo de carne suavemente, dandole mas duro hasta darle unas embestidas brutales, mis huevos sonaban donde pegaban, el chorro de jugos bajaban x sus muslos, lo hicimos de 4, misionero, ella encima mio, gemia riquisimo, a lo que me dijo tenia un año de no tener sexo, por ser pequeña, 1,60 y yo alto, 1,82, la alcé y le di duro yo de pie, cuando me iba a venir la tire en la cama y le tiré el chorro de leche en las tetas, cara y boca, cai encima de ella y ahi quedamos dormidos. Al dia siguiente nos levantamos, nos duchamos juntos y lo volvimos a hacer, bajamos a desayunar, volvimos al cuarto dormimos un rato y ya como a medio dia volvimos a tener sexo (nos comimos el postre antes de almorzar), en la noche fue lo mismo, salimos un rato, al volver tuvimos sexo desenfrenado de nuevo, se mojaba demasiado, dejaba empapada la cama y yo tragaba esos ricos jugos. El domingo saliamos temprano entonces no culiamos, pero me dijo que cada 15 la hija está con el papá.

Fueron 15 dias donde hablamos x whatsapp, en la escuela disimulamos un poco, pero me decia q estuvo rico, q un poco adolorida xq nunca habia tenia un pene tan grande dentro de ella, ni la habia hecho tanto rato. Llegó el dia de vernos, salimos a comer, despues me dijo q fuermaos a la casa de ella, de camino en el carro ella me sacó el pene y me la mamó (era una fantasia mia), llegamos a la casa y estuvimos apretando en la sala como quinceañeros jajajajaj, fuimos al cuarto, se puso de 4 en la cama yo de pie y me la empezó a mamar, siempre de 4 pase a hacerle oral a ella, sin preguntarle le pase la lengua con el ano, a lo que me dijo: pensé que le daba asco chupar culito y no lo iba a hacer, a lo q le dije, mientras esté bien lavadito le chupo todo, se la meti por la vagina de 4 y el ano me decia: vamos, ella quiere, le empece a acariciar el ano con el dedo y a meterle la punta del dedo del centro, me dijo esperese, sacó un lubricante y me dice con esto si, le empecé a meter el dedo mientras le bombeaba la vagina a punta de verga, en un toque la saque y se la arrime en el ano a lo que me dijo: quiero q me la meta, pero esa tan grande me raja el culo, sin contestarle empecé a empujar (eso si con bastante lubricante) poco a poco fue entrando, me decia q le dolia pero q siguiera, cuando logre meterla toda, cayó cansada en la cama y me pidió q esperara un toque pero sin sacarla, tomó aire y empezó a mover el culo lo mas delicioso, logró ponerse de 4 sin q se saliera y me dijo: ahora si, deme duro, le empecé a dar cada vez mas duro, mientras se masturbaba la vagina con la mano, despues de de 15 min de darle duro me dijo q se iba a venir le dije q esperara para hacerlo juntos, y tomeeeeeee ahhhgggggg grito ella y yo a la vez, un espectacular chorro de leche en su ano, hasta se le salia, cayó tirada en la cama y yo a su lado, al rato los 2 estabamos dormidos.

 

Como dicen: las mas tranquilas son las mas sucias, nunca imagine q ella fuera así.

Estuvimos culiando x 6 meses, luego les mando otro relato.


ResponderCitar
Página 4 / 4
Share:
  
Trabajando

Por favor Iniciar Sesión o Registro